El cerebro infantil se caracteriza por su gran plasticidad y lo que se estimula en esta primera etapa desarrolla potencialidades futuras. 

La evaluación, diagnóstico y tratamiento en estas etapas es importantísimo. 

El servicio que ofrecemos a las escuelas infantiles de primer ciclo es apoyar al desarrollo integral del niño y niña de 0 a 3 años en todos sus ámbitos: intelectual,  físico, emocional y social.

Parte del trabajo consiste en la elaboración de informes psicopedagógicos a lo largo del curso escolar que se entregarían a los padres y servirían como información para el centro.

Estos informes nos sirven como medida preventica, permitiéndonos obserbar posibles dificultades o situaciones que requieran ser abordadas, o simplemente asegurarnos del desarrollo óptimo de los alumnos y alumnas.  Con estos informes se dan unas pautas para los padres y su labor diaria con sus hijos dependiendo de sus necesidades específicas.

Para los niños que salgan al segundo ciclo de educación infantil se elaborará, además de lo expuesto anteriormente, un informe de competencia curricular que pueden llevar al colegio al que se incorporen cuando salgan de la escuela de primer ciclo, para disposición de sus tutores o equipo de orientación.

Por medio de la obserbación, y mediante las escalas de desarrollo, podemos detectar la integración o no de los reflejos primitivos (neurodesarrollo funcional) de las niñas y niños, causa muchas veces, de futuras dificultades de aprendizaje, y abordarlo desde la escuela infantil.

Todo esto para facilitar la labor educativa del centro y siempre pensando en el beneficio de los niños y niñas en esta etapa tan importante del desarrollo.